//Amuletos Japoneses

Amuletos Japoneses

Hay muchos amuletos japoneses, pero en este articulo comentaré los que suelen ser mas conocidos.

Omamori

Se suele dar este nombre a los amuletos en general, la palabra significa “proteger” o “defender”. Es una especie de colgante hecho de tela colorida, se vende sobretodo en los templos japoneses y que según la creencia, evita los accidentes, mejora la salud, ayuda en el amor, ayuda a aprobar los exámenes, etc. Los japoneses llevan los omamori en muchos sitios, desde en el bolsillo, al bolso, en el coche o hasta en el móvil.

Ofuda

El ofuda se considera una especie de omamori para el hogar, que es normalmente más grande y está hecho de madera o de papel. En él, podemos encontrar una imagen del dios que les protege, su nombre, el nombre del templo o hasta el sello o imagen del mismo, junto con una oración o petición al dios. Los japoneses suelen colocar el ofuda en el interior de la entrada de sus casas o bien en el altar que hay en casa para los antepasados.

Maneki-Neko

El maneki-neko es quizá uno de los amuletos japoneses más conocidos fuera de las fronteras niponas. Literalmente “el gato que invita a entrar” el maneki-neko es un divertido gato blanco con una de sus patas, normalmente la izquierda, levantada a la altura de la oreja y con la palma hacia delante. En la otra mano tiene agarrada una moneda llamada koban y del cuello le cuelga un pequeño cascabel. Se cree que el gato llama a la prosperidad, la felicidad, el éxito, el dinero, mientras que el cascabel del cuello ahuyenta a los malos espíritus.

Daruma

El muñeco daruma es otro de los amuletos japoneses más conocidos. Es un muñeco rojo, sin brazos ni pies, con una cara masculina que tampoco tiene ojos, solo dos círculos blancos. Representa a un antiguo monje budista indio llamado Bodhidharma, que fue el fundador del budismo zen. Dice la leyenda que el monje no alcanzó la iluminación hasta 9 años después de meditar a solas en una cueva y que por ello, después de tanto tiempo sin moverse, no sólo se le cayeron los brazos y piernas, sino que el propio monje se arrancó los ojos para concentrarse mejor.

Normalmente los japoneses regalan muñecos daruma para ofrecerle la oportunidad a alguien de conseguir cumplir un deseo, por ejemplo en su cumpleaños, en Año Nuevo o ante un nuevo proyecto. Cuando se quiere pedir un deseo, se hace pintándole uno de los ojos. Si el deseo se cumple, habrá que pintarle el otro ojo en señal de agradecimiento.

Sarubobo

Un sarubobo es un amuleto japonés, asociado particularmente con la ciudad de Takayama en la Prefectura de Gifu. Los sarubobo son muñecos rojos con forma humana, sin características faciales, hechos en varios tamaños. Tradicionalmente, los sarubobos eran hechos por las abuelas para sus nietos como muñecas, y para sus hijas como un hechizo para un buen matrimonio y familia.

File:Sarubobo.jpg

TAGS:

Mente creativa de SugoiTime, amante de la cultura japonesa y la tecnología. Desarrollando videojuegos en @genkaistudio