//Kenkoku kinen no hi, el día de la “fundación” de Japón

Kenkoku kinen no hi, el día de la “fundación” de Japón

El Día de la Fundación Nacional (建国記念日 kenkoku kinen-bi, también 建国記念の日, kenkoku kinen-no-hi) es un día festivo en Japón que se celebra anualmente el 11 de febrero. En este día los japoneses celebran la fundación de la nación y de la familia imperial por su legendario primer emperador Jinmu.

A pesar que la celebración de la fundación de Japón por el Emperador Jinmu está dentro de la historia japonesa, el Día de la Fundación Nacional no se convirtió en un día festivo hasta enero de 1873 cuando Japón cambió del calendario lunisolar al calendario gregoriano. Los eruditos japoneses usaron el Nihonshoki (日本書紀 ) para calcular la fecha exacta, que era el 11 de febrero del 660 a. C. Sin embargo, para los historiadores, no han encontrado evidencias de esta fecha o de la existencia del emperador aparte del Nihonshoki.

Originalmente la fecha fue llamada Kigensetsu (紀元節 Día del Imperio). Se cree que el Emperador Meiji haya establecido esa festividad para reforzar la legitimidad de la familia imperial después de la abolición del Shogunato Tokugawa. Conllevó a que la leyenda del Emperador Jinmu y de su antecesora la diosa Amaterasu se relacionaran con la familia imperial y el Emperador Meiji se declaró como gobernante legítimo de Japón. Durante el Kigensetsu se realizaban grandes paradas y festivales, y era considerada una de las cuatros festividades más importantes de Japón.

Dada su relación con la nobleza japonesa, el Kigensetsu fue abolido después de la Segunda Guerra Mundial y fue restablecido con el nombre de Día de la Fundación Nacional en 1966. Aunque se han suprimido las referencias al emperador, el Día de la Fundación Nacional es un día que se expresa patriotismo y amor al país.

Mente creativa de SugoiTime, amante de la cultura japonesa y la tecnología. Desarrollando videojuegos en @genkaistudio