//Tanabata

Tanabata

Por estos días se celebra en Japón el Tanabata [七夕], o fiesta de las estrellas (literalmente, siete tardes).

La leyenda dice que la princesa Orihime [織姫, ‘princesa que teje’], tejía espléndidas telas a orillas del Amanogawa [天の川, la Vía Láctea ó río del cielo ]. Hikoboshi [(彦星 ,‘pastor de estrellas’], vivía al otro lado del Amanogawa cuidando de las estrellas. Al conocerse ambos se enamoraron perdidamente el uno del otro. Ella dejó de realizar sus tejidos, dedicada a contemplar a su amado Hikoboshi y él descuidó su rebaño, dejando que las estrellas se desperdigaran por el cielo.

El padre de la princesa, muy molesto, separó a los amantes, uno a cada lado del río. Desde entonces Orihime (la estrella Vega) y Hikoboshi (la estrella Altair) están divididos por el Amanogawa, la Vía Láctea. Pero Tentei, finalmente conmovido por la tristeza de su hija, permitió que ambos pudieran cruzar el río y verse una vez al año, el séptimo día del séptimo mes, siempre que hubieran terminado con su trabajo.

Al llegar el anhelado día encontraron que no podían cruzar el río de estrellas pues no había puente alguno. La desconsolada Orihime lloró tanto que una bandada de urracas se conmovió y vino en su ayuda haciendo un puente con sus alas para que pudieran cruzar el río. Se dice que si ese día está lloviendo, las urracas no pueden venir y los dos amantes tienen que esperar hasta el año siguiente para encontrarse.

El reencuentro de estas dos estrellas se celebra cada 7 de Julio según el calendario moderno, aunque en muchos lugares de Japón se celebrará este año el 13 de Agosto de 2013 (antiguo calendario lunar).

Es tradición escribir un deseo en un papel pequeño o Tanzaku [短冊] y colgarlos en bambúes, para que se cumpla.

Ya ha pasado el 7 de Julio, pero todavía pueden celebrarlo el 13 de Agosto. Lo recordaremos para que vuestros deseos se cumplan y en recuerdo de los dos enamorados!

Mente creativa de SugoiTime, amante de la cultura japonesa y la tecnología. Desarrollando videojuegos en @genkaistudio